Los 8 Principios de la Sucesión

La planificación de la sucesión es una preocupación clave para todo aquel que ha fundado, es propietario o tiene participacion en el capital de negocios bajo una estructura de empresa privada o compañía pública donde sigue teniendo una participacion de control significativa.

Su riqueza se ve materialmente impactada por su habilidad de darse cuenta y/ o transferir ese interés a un tercero o a miembros de la familia. Si usted es dueño de un grupo de acciones minoritarias en una compañía que cotizan públicamente, cobrar o transferir su valor es relativamente fácil, sin embargo con empresas de propiedad privada o con una participacion de control significativa en compañías que cotizan, cobrar y transferir el valor es un proceso muy diferente.

La planificación de la sucesión empieza el día que usted arranca su negocio y continúa hasta que ese negocio ya no existe o hasta que usted libera su interés.

La planificación de la sucesión es importante para las empresas familiares, pequeñas, medianas y grandes empresas, negocios llevados de forma muy cerrada, negocios de propiedad privada y con una participacion de control significativa en negocios que cotizan en bolsa. Cualquiera sea su tipo de negocio, la sucesión es fundamental en determinar el ‘valor del capital, lo que vale, el precio del mercado’ de su negocio, y por lo tanto su riqueza y la de su familia.

En una economía, estos intereses en negocios ‘de propiedad privada’ en conjunto representan ‘grandes negocios’ y por lo tanto la sucesión es un proceso que debe tomarse en serio.

Hemos condensado nuestros hallazgos en los Ocho Principios de la Sucesión que se pretende sean de sentido común, prácticos y una guía a cómo usted debe ver y llevar su proceso de sucesión.