1. La Sucesión No es la Jubilación

El primer principio se trata de tener la cabeza en el lugar correcto. Si usted cree que la sucesión se trata de envejecer, bajarse, someterse, rendirse, no poder contribuir más o algo por el estilo, entonces usted ha perdido el proceso de sucesión antes de haber comenzado. Una creencia negativa acerca de lo que representa la sucesión no le permitirá involucrarse en el proceso en la manera que se requiere para lograr el éxito que usted finalmente busca alcanzar.

Usted y todos lo que le apoyarán en este proceso deben ver la sucesión como que se trata de evolución – Evolución del Negocio. Se trata de crecimiento, oportunidad y construir el futuro mientras está aquí hoy. Se trata de que el equipo titular asuma la responsabilidad de proteger a futuro el valor del capital del negocio asegurando que el próximo equipo es capaz, competente, experimentado y podrá llevar al negocio al siguiente nivel. La Sucesión es el legado que usted deja.

Pregunta:

¿Tiene usted la cabeza bien puesta?